Por Timothy S. Lane. Traducido por el Pastor Marco Escalante.

¿Alguna vez te sientes culpable? La culpa se siente terrible. Lo que hiciste permanece en tu mente y lo vuelves a recordar una y otra vez, te llena de remordimiento y piensas: “si tan solo.” Si mucha gente supiera lo que hiciste, tu pena y remordimiento se incrementaría exponencialmente. Mientras más gente sepa lo que paso, mas sufrirías. A nadie le gusta sentirse culpable.

Todos hemos hecho algo malo o nos hemos equivocado, por lo tanto, todos hemos experimentado culpa. Tú puedes idear muchas maneras quitar tus sentimientos de culpa. Pero tu culpa no es solamente un sentimiento o un problema personal ‒tiene mucho que ver con tu relación con Dios. La manera en que tratas tu culpa tiene mucho que ver con como vez a Dios y qué lugar tiene en tu vida (…)

pdf

Libertad de la culpa
Documento PDF Adobe Acrobat [429 KB]
DESCARGAR